Bellylaces o Belly Chains: la tradición de las cuentas en las caderas

Hoy te comparto la tradición de la ornamentación con cuentas en las caderas que descubrí por el hecho de tener la necesidad y el ímpetu de crear una especie de collares para la zona del vientre, bellylaces que le digo yo… aunque comúnmente se le llaman bellychains en inglés (cadenas de cadera). Básicamente me llamaba la atención porque es una zona es bastante importante para mi, a nivel simbólico y a otros niveles, y creo que aquí habrán bastantes personas que resuenen con esto… Y entonces quise investigar si había alguna tradición que, a parte de por ejemplo en la danza del vientre en que se utilizan pañuelos con lentejuelas y moneditas a la hora de bailar, tuviera algo más específico y más parecido a lo que yo estaba haciendo, y que había visto hacer también en algún otro lugar, que me resonaba muchísimo. E investigando encontré una raíz que no podía ser en otro lugar que en África, y aquí os traigo un poco la información que encontré, muy interesante y que podemos adaptarla a nuestros conocimientos actuales dándole una reinterpretación totalmente subjetiva… porque al final, si bien al principio habían tradiciones muy marcadas (y siguen existiendo tradiciones comunitarias, que son muy importantes), hay cositas que siempre una se tiene que guardar para una misma, pequeños ritualitos, pequeñas cositas íntimas que te hagan… que te hagan mover las caderas, en este caso.

Entonces… bueno, os comparto un poco ahora la historia y lo que he podido encontrar de las cuentas de cadera de África.

Resulta que el uso de ornamentación para la cintura mediante cadenas y cuentas es una práctica sociocultural muy antigua en el continente de África, y también en la Índia. En África son varias las comunidades que emplean su uso desde tiempos muy antiguos, y a pesar de que hace un tiempo atrás su uso se había reemplazado por la moda occidental, en estos últimos años ha vuelto a tomar fuerza, recuperándose como un objeto de moda estético y sensual, algunos incluso llegando a tener precios económicos muy elevados. De todos modos yo os quiero contar aquí algunos datos culturales más ancestrales y espirituales.

En cada comunidad africana se demuestra la importancia de esta ornamentación por el hecho de que tiene su propio nombre en cada lengua tribal. Los abalorios y colores utilizados varían mucho según el significado que se le quiera dar y la posición social de la mujer que lo va a llevar, así cómo también varía y crece alrededor de la cintura a través de las diferentes etapas de niña, joven o mujer. Esta ornamentación siempre está realizada a partir de material totalmente natural: los abalorios de metal, marfil, vidrio, conchas y piedras preciosas están hiladas en algodón o fibras naturales. También se suelen colgar talismanes y objetos sagrados cuando la carga espiritual es más importante. De hecho, cuando es así, esta ornamentación de la cadera era creada y bendecida por sacerdotes, sacerdotisas o guías espirituales. Así como en todas las culturas o creencias más esotéricas, este objeto, tanto al ser regalado o adquirido por uno mismo, se recomienda que sea bendecido, ya sea por el dador o por una misma.
En estos casos más tradicionales y familiares, las cuentas antiguas tienen un valor mucho más importante que las nuevas, sobre todo en ceremonias, pues llevar una cadena de cadera sin abalorios antiguos puede estar mal visto, es interpretado algo así como si no se tuviera tradición familiar. 

Las posibles representaciones más antiguas del uso de las cuentas de cintura en África se encuentran en las paredes de Kemet (antiguo Egipto) dónde se pueden observar murales dónde mujeres y bailarines parecen llevar esta ornamentación.
Las mujeres yoruba han estado usando ‘Ileke-Idi‘ (como se llaman las cadenas en su lengua) desde los cimientos de la civilización de África Occidental. Con el tiempo, esta ornamentación se han convertido en una fuente de superstición, tradición y proverbios.

Como solía suceder antiguamente, y todavía hoy en las comunidades tribales o más arraigadas a sus tradiciones y conocimiento ancestral, las joyas, la ropa y los accesorios actuaban más que como decoración. A partir del material del que están hechas las cadenitas, el color o el número de vueltas, así como si se usan de forma visible o no, representan el lugar de una mujer en la vida. Así como la joyería en general, se utilizaron como una forma de moneda o estatus social. También solían indicar el inicio de la feminidad por la llegada de la menstruación, en un ritual de ceremonia dónde la niña pasa a vestirse de joven. También pueden tener un uso más práctico y funcional, como el de sostener paños para la menstruación cuando las mujeres están en su ciclo.
Otra de las formas de uso más vinculadas al mundo sutil en algunas religiones africanas por las sacerdotisas es la de mostrar devoción e invocar espíritus o deidades protectoras contra los espíritus malintencionados. Básicamente, puede usarse como protector contra las energías y pensamientos negativos, así como para cultivar la propia esencia divina influyendo en las energías que nos rodean.
Así pues, la protección es una función importante en las cuentas de cintura africanas, ya que rodean el cuerpo (además en una zona vital muy importante) y cierran los circuitos de energía, evadiendo las malas vibraciones y envolviéndose de las buenas. Por este tipo de creencia son especialmente usados en mujeres embarazadas, protegiendo así a sus bebés.

A un nivel más brujil, se dice que algunas mujeres pueden usar la influencia energética de esta ornamentación con cuentas encantadas como herramienta de seducción, especialmente en la cultura de los yoruba. Se cree que estos encantos poseen los poderes para atraer y atrapar al sexo opuesto e incluso mejorar su destreza sexual…. ahí lo dejo.
Aún así, hay normas en muchas comunidades muy patriarcales como la Igbo en cuestiones sexuales con la mujer, y la asociación seductora de los amuletos, cuentas de cintura y tobilleras con sus destellos y tintineos, en mujeres solteras significa precisamente lo contrario, la firme negación del acceso sexual.

Para terminar, creo que lo más interesante a rescatar y a imitar en el uso de esta ornamentación tan bonita, en un lugar tan precioso de nuestro cuerpo, es la de su uso para honrar la energía femenina divina dentro de una misma, valorando el cuerpo con el que hemos sido creados y que cada día nos sostiene, cultivando así la consciencia y la aceptación corporal, a la vez que el carácter espiritual saludable.
Desde mi punto de vista esto puede usarse de forma más expuesta, enseñándolo ya sea por encima de la ropa o con la zona descubierta, o de forma más íntima por debajo de la ropa o solamente en casa. Yo personalmente varío según como me siento de forma intuitiva, aunque me gusta que haya un contacto directo en la piel, ya que normalmente siempre utilizo piedras preciosas para las creaciones de mis bellylaces.

Hay posibilidades infinitas en su uso, creación e intención, jugando con colores, piedras, símbolos, materiales, etc. También se puede tener más de uno en función de su uso. Por ejemplo, para un uso más social o decorativo, se me ocurre que los materiales y la posible simbología esté relacionada con ello y su uso sea más exterior. En cambio, para un uso más energético, si que se recomienda que esté oculto al público y en contacto con el cuerpo. En la espiritualidad Africana se entiende que lo que está expuesto a la luz tiene el poder de atraer la energía del exterior, ya sea negativo o positivo, así que, como en todo, cada una deberá utilizar su propia antenita para saber cómo y cuándo utilizar esta ornamentación con una cosmovisión y tradición tan particular.

Si te ha gustado este pequeño artículo no dejes de hacérmelo saber escribiendo un comentario con tu opinión o visión sobre el tema, si ya conocías la tradición africana de ornamentación, y si te animarías a probarlo. Te recuerdo que en el apartado de Creaciones puedes encontrar Bellylaces que he hecho para ti, totalmente a mano y con materiales de calidad. También puedes solicitarme un encargo personalizado para ti.

Espero que nos leamos pronto,

Berta.

Bibliografía:

  1. Mystery of the waist beads and modern sexuality
  2. How to wear African Waist Beads For Cultural and Spiritual Purposes 
  3. https://es.qaz.wiki/wiki/Belly_chain

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *